Emigrantes en Venezuela piden a la Xunta que medie para recuperar sus pensiones

Unos 3.800 jubilados gallegos llevan once meses sin cobrar estas prestaciones del Gobierno de Maduro, su única fuente de ingresos

Representantes de la Asociación de Pensionados y Jubilados de Venezuela en Galicia se reunieron esta semana con el vicepresidente de la Xunta, Alfonso Rueda, para pedirle su mediación para tratar de resolver los impagos que arrastran del Gobierno de Maduro. Un total de 3.800 retornados gallegos lleva ya 11 meses sin cobrar la pensión del Ejecutivo venezolano. La situación es peor para los residentes en Caracas, que no perciben estas prestaciones desde hace 17 meses. Algunos afectados fueron desalojados por falta de pago, sus viviendas fueron embargadas por no hacer frente a sus hipotecas, carecen de recursos para comprar alimentos. Incluso hubo emigrantes que no pudieron dar sepultura a algún familiar por falta de medios, según explicaron a Rueda en el encuentro del miércoles, al que también asistió Marián García, coordinadora del Área Social del PP de Pontevedra.

El colectivo, presidido por Andrés Varenkow, solicitó a la Xunta que por un lado active la proposición no de ley aprobada recientemente por el Congreso, exhortando al Gobierno español a exigir a Venezuela el cumplimiento inmediato del Convenio Bilateral y puesta al día de los pagos, como a la vez activar un programa de ayudas urgentes a los afectados, “para paliar al menos en forma temporal su drama humano”. En el encuentro, los representantes de la asociación denunciaron el incumplimiento por parte del Gobierno venezolano del Convenio Bilateral en materia de Seguridad Social, suscrito y vigente entre España y Venezuela.

Estos jubilados solían cobrar en torno al 20 o 25 de cada mes, pero desde enero no han recibido un euro. La pensión media que estaban recibiendo ronda los 1.000 euros y es el único ingreso que perciben, puesto que no tienen derecho a recibir ninguna otra prestación del Gobierno central o de la Xunta.

Ya el pasado mes de julio, la Federación de Venezolanos de Galicia recabó firmas para exigir el pago de las pensiones y también mantuvieron reuniones con la Xunta y han enviado escritos a la Presidencia del Gobierno y al Ministerio de Exteriores. Desde la Administración gallega se pusieron en contacto con la Embajada española en Venezuela para que presionara al Gobierno de Maduro y pedirle que agilizara el pago. Sin embargo, ninguna de las gestiones realizadas hasta el momento dio resultado alguno.

El mes pasado, la Valedora do Pobo, Milagros Otero, envió una carta a la defensora del Pueblo, Soledad Becerril, como respuesta a la demanda de ayuda de los pensionistas gallegos retornados de Venezuela. En la misiva, demandó su colaboración para “conocer el curso de las quejas” que recibió y “rogarle que sean tramitadas con la mayor celeridad posible, dado su interés social”.

Según explica la Valedora do Pobo, que carece de competencias en este conflicto, el colectivo afectado no planteó queja formal pero sí le han hecho llegar, sobre todo a través de las redes sociales, “numerosas mensajes en demanda de amparo”.

laopinióncoruna.es

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s