El Principado dará las ayudas a los afectados que estén en situación de emergencia

Los retornados de Venezuela que ya llevan catorce meses sin cobrar su pensión podrán solicitar el salario social al Principado. Las ayudas serán para los pensionistas que se encuentran en situación de emergencia debido al impago de las jubilaciones por parte del ejecutivo venezolano, según la respuesta que ha dado el consejero de Presidencia, Guillermo Martínez, a una cuestión planteada por el portavoz de IU, Gaspar Llamazares.

Gaspar Llamazares preguntó al Consejero qué medidas se estaban aplicando con los asturianos retornados que no perciben “de forma transitoria o definitiva” sus pensiones de jubilación reconocidas en el extranjeros. El impago “sólo se ha detectado en los casos de asturianos y asturianas con pensiones de jubilación reconocidas en Venezuela, que no perciben cantidad alguna desde hace doce meses”, expuso el consejero de Presidencia en su respuesta. Es decir, los retornados de otros países cobran puntualmente sus pensiones. El Principado sostiene que el interlocutor ante este problema es el Gobierno central “y no las comunidades autónomas”, pero el consejero de Presidencia hizo hincapié en que “Asturias está interviniendo para paliar las situaciones de necesidad e, incluso, emergencia que esta situación está creando en algunas personas”. La Administración regional recomienda en primera instancia que los afectados “realicen la correspondiente solicitud individual al consulado venezolano de referencia, a fin de agotar todas las vías de reclamación a quien efectivamente es deudor, el Estado venezolano”, según detalló Guillermo Martínez.

Uno de los afectados es Aristóteles Tocuyo, vecino de Gijón. Tanto él como su mujer ya se han dirigido al consulado venezolano en Vigo, donde han tomado nota de sus reclamaciones. “Nos dijeron que están haciendo todo lo posible, pero seguimos en la misma situación, sin cobrar”, comenta Tocuyo, quien no ha tenido que recurrir a pedir el salario social en Asturias porque en su caso cuentan con los ingresos de su mujer, que está trabajando. “Es una ayuda para atender a gente que no tenga otros ingresos”, aclaró.

lne.es

Anuncios