El Plan de Vivienda impulsado por el gobierno central ha generado numerosas dudas, sobre todo entre quienes intentan acceder a las ayudas para el alquiler. Tratamos de resolver algunas.

¿El Plan de Vivienda sólo incluye ayudas al alquiler?. No, también hay subvenciones a jóvenes para adquirir vivienda en municipios de menos de 5.000 habitantes, medidas para fomentar la promoción de viviendas en alquiler, ayudas sociales a familias en situación de deshaucio y subvenciones a la rehabilitación de inmuebles. El presupuesto total es de 1.443 millones de euros para el periodo que va de 2018 a 2021.

Además de los límites de ingresos, ¿hay más requisitos para acceder a las ayudas al alquiler?. Hay que ser titular de un contrato de arrendamiento, la vivienda debe constituir la residencia habitual y la renta debe ser igual o inferior a 600 euros mensuales. El solicitante no puede ser propietario o usufructuario de una vivienda y el arrendatario no puede tener parentesco en primer o segundo grado con ninguno de lo inquilinos ni ser socio o partícipe.

¿Cuál es la cuantía de la ayuda?. Los beneficiarios recibirán una ayuda de hasta el 40% de la renta mensual que deban satisfacer por alquiler de su vivienda habitual y permanente durante tres años. La ayuda llegará hasta el 50% en el caso de los menores de 35 años y los mayores de 65.

¿Cuándo y cómo se podrán solicitar las ayudas?. El Ministerio de Fomento aún tiene que firmar los convenios con las comunidades autónomas, que se encargarán de la gestión. En el caso de Asturias las ayudas deberán solicitarse, cuando se abra la convocatoria, a la Consejería de Servicios y Derechos Sociales. Estas ayudas tendrán carácter retroactivo a 1 de enero de 2018.
El nuevo plan de vivienda

Este Plan sustituirá al que ha estado en vigor de 2013 a 2016, y se prorrogó también al año pasado, que se centró también en el alquiler y en las ayudas a reformas de edificios con vistas a mejorar conceptos como la eficiencia energética. Entre las principales novedades del Plan, destaca la contribución al reto demográfico en las zonas rurales.

Enfocado al alquiler

El nuevo plan de vivienda, si bien estará enfocado al alquiler, contempla una ayuda a la compra de vivienda de hasta el 20% del precio del piso que se adquiera (con un máximo de 10.800 euros) para jóvenes de menos de 35 años e ingresos inferiores a tres veces el IPREM.

En cuanto al alquiler, las medidas se dirigen también a estos jóvenes, a mayores de 65 años y personas afectadas por desahucios, que podrán recibir ayudas de hasta el 50% del importe del alquiler de un piso.

Además, esta ayuda al alquiler se podrá pedir para viviendas que supongan rentas mensuales de hasta 900 euros, frente al máximo de 600 euros fijado en el anterior plan, para adecuarlo así al encarecimiento de este tipo de vivienda.

Afectados por desahucio

De su lado, las personas afectadas por desahucio contarán con hasta 400 euros al mes para pagar un alquiler, y los mayores podrán contar también con ayudas de hasta 200 euros mensuales para atender el pago de facturas de suministro (agua, luz, gas o de comunidad).

El plan se completa con iniciativas dirigidas a la promoción de viviendas para alquiler y para la rehabilitación de pisos y zonas urbanas.

Anuncios