Cómo sobrevivir con una jubilación de 2,65 euros..


«He tenido que vivir una pensión de viudedad de 130 euros y una de jubilación de 2,65 euros». Con estas palabras Angelita, una pensionista asturiana retornada de Venezuela, clama contra el abandono que sufre este colectivo por parte de las autoridades venezolanas, que llevan desde abril de 2016 sin transferir las pensiones de estos retornados. Un gobierno venezolano que ni siquiera ha realizado ningún pronunciamiento oficial sobre este abandono de sus obligaciones, dejando desamparados a multitud de pensionistas que se han visto en la obligación de buscarse la vida por su cuenta, por la necesidad de sobrevivir mientras esperan noticias al otro lado del charco.

La asociación de pensionistas venezolanos de España (Asopeve) es uno de estos colectivos que luchan porque sus socios, retornados de Venezuela que piden el abono de sus jubilaciones, puedan disfrutar de lo que es suyo, y que es negado por unas autoridades latinoamericanas que ni siquiera han aceptado las instancias del Gobierno español para la resolución de este conflicto.

Seguir leyendo en lavozdeasturias.es