El Principado de Asturias destina 200.000 euros a ayudas al colectivo asturiano en Venezuela


El Principado, a través de la Consejería de Presidencia y Participación Ciudadana, firmará un convenio con la Fundación España Salud para el desarrollo de un programa de ayuda humanitaria de emergencia a la colectividad asturiana en Venezuela, dotado con 200.000 euros.

A través de este acuerdo, se pondrán en marcha dos nuevas acciones con el objetivo de garantizar cobertura sanitaria y farmacológica a personas de menos de 65 años en situación de extrema gravedad, algo que ahora ya se ofrece a las que superan esa edad, y facilitar la adquisición de alimentos por parte de familias con escasos recursos.

Según informó el Gobierno regional en un comunicado, la primera actuación cuenta con un presupuesto de 63.500 euros y permitirá prestar atención médica y suministrar medicamentos a personas con patologías de carácter oncológico, cardiovascular, broncopulmonar, neurológico o psiquiátrico, infección por VIH o diabetes. La segunda línea, que dispone de una consignación de 135.000 euros, facilitará la distribución de 750 tarjetas prepago, cada una de ellas con un saldo anual de 180 euros, para la compra de comida en tiendas, mercados y supermercados.

Las tarjetas se distribuirán entre todos los miembros de la colectividad asturiana que actualmente no reciben ayudas similares por parte del Gobierno de España y entre quienes carecen de recursos para cubrir sus necesidades básicas de alimentación.

En ambos casos, se trata de iniciativas que complementan y amplían los programas desarrollados por el Gobierno de Asturias en favor de los emigrantes en Venezuela y sus descendientes, a los que se han destinado cerca de 1,1 millones desde 2012 para garantizar asistencia sanitaria, ayudas y apoyo económico a las personas retornadas al Principado.

El Ejecutivo trata de paliar así la grave situación que padecen las 5.224 personas que, según los últimos datos oficiales, integran la colectividad asturiana en el país y que en mayor medida afecta a familias con menores de edad y a los cerca de 2.000 asturianos mayores de 65 años.
-elcomercio.es
A