IRPF 2016

Renta 2016: ¿quién está obligado a hacer la declaración y quién no?

¿Todo el mundo tiene la obligación de hacer la declaración la Renta 2016? ¿Hay contribuyentes que están exentos? ¿Solo se tiene en cuenta las rentas del trabajo para realizar el borrador?

La Agencia Tributaria asegura que “todos los contribuyentes personas físicas, residente en España, están obligados a declarar”. Eso sí, hay excepciones. ¿Cuáles? Pues aquéllos que hayan percibido, exclusivamente, rentas procedentes:

1) De rendimientos del trabajo personal, iguales o inferiores a 22.000 euros anuales.

2) De rendimientos del capital mobiliario y ganancias patrimoniales sometidas a retención o ingreso a cuenta, con el límite conjunto de 1.600 euros anuales.

3) De rentas inmobiliarias imputadas, rendimientos de letras del tesoro y subvenciones para adquisición de viviendas de protección oficial o de precio tasado, con límite conjunto de 1.000 euros anuales.

Y, ¿esto qué quiere decir? Vamos a detallar un poco más…

RENTAS DEL TRABAJO

En cuanto a las rentas del trabajo, los contribuyentes que tienen como única fuente de ingresos rendimientos del trabajo (es decir, la nómina), estarán obligado a presentar la declaración de la Renta 2016 cuando éstos ingresos superen los 22.000 euros anuales. Eso sí, siempre que procedan de un solo pagador.

En el caso que percibieran rentas de más de un pagador, el límite seguirá siendo de 22.000 euros, si el importe de las rentas percibidas por el segundo y restantes pagadores no superan los 1.500 euros anuales. En caso contrario, el límite a partir del cual sería obligatorio presentar la declaración de Renta 2016 baja hasta los 12.000 euros anuales.

La cota de los 12.000 euros también para los contribuyentes cuando perciben pensiones compensatorias del cónyuge o anualidades por alimentos no exentas; cuando el pagador de los rendimientos del trabajo no esté obligado a retener y cuando se perciban rendimientos íntegros del trabajo sujetos a tipo fijo de retención.

En concreto, “tienen la consideración en 2016 de rendimientos del trabajo sometidos a un tipo fijo de retención: las retribuciones percibidas por la condición de administradores y miembros de los Consejos de Administración, de las Juntas que hagan sus veces y demás miembros de otros órganos representativos (retención del 37%), así como los rendimientos derivados de impartir cursos, conferencias y similares, o derivados de la elaboración de obras literarias, artísticas o científicas, siempre que se ceda el derecho a su explotación (retención del 19% hasta el 12 de julio de 2016 y del 15% desde dicha fecha hasta el 31 de diciembre de 2016)”, indica la Agencia Tributaria.

También es importante saber que deben presentar la declaración de la Renta 2016, incluso concretas del trabajo inferiores a 22.000 euros anuales, aquellos contribuyentes que tengan derecho a practicar reducciones en la base imponible del impuesto por aportaciones a planes de pensiones, a mutualidades de previsión social, a planes de previsión asegurados, a planes de previsión social empresarial y seguros de dependencia, por aportaciones a patrimonios protegidos de las personas con discapacidad, así como deducciones por el régimen transitorio de inversión en vivienda y/o deducciones por doble imposición internacional.

Hay que tener en cuenta que los límites son los mismos tanto para el caso de declaración individual como conjunta.

RENDIMIENTOS DE CAPITAL MOBILIARIO

Por su parte, no tienen que hacer la declaración aquellos contribuyentes que hayan percibido únicamente rendimientos del capital mobiliario y ganancias patrimoniales sometidas a retención o ingreso a cuenta, con el límite conjunto de 1.600 euros anuales. Debe recordase que desde el 1 de enero de 2014 se excluye del límite conjunto de 1.600 euros anuales a las ganancias patrimoniales que proceden de transmisiones o reembolsos de acciones o participaciones de instituciones de inversión colectiva en las que la base de retención no proceda determinarla por la cuantía a integrar en la base imponible.

“Cuando la base de retención no se haya determinado en función de la cuantía a integrar en la base imponible la ganancia patrimonial obtenida procedente de transmisiones o reembolsos de acciones o participaciones de instituciones de inversión colectiva no podrá computarse como ganancia patrimonial sometida a retención o ingreso a cuenta a efectos de los límites excluyentes de la obligación de declarar”, indica Hacienda

RENTAS INMOBILIARIAS

Tampoco deben realizar la declaración los que hayan recibido únicamente rentas inmobiliarias imputadas, rendimientos de letras del tesoro y subvenciones para adquisición de viviendas de protección oficial o de precio tasado, con límite conjunto de 1.000 euros anuales.

Es decir, no tienen que presentar declaración en ningún caso quienes obtengan en 2016 rendimientos íntegros del trabajo, de capital o de actividades económicas, o ganancias patrimoniales que conjuntamente no superen los 1.000 euros ni quienes hayan tenido, exclusivamente, pérdidas patrimoniales inferiores a 500 euros.

“No obstante, aunque no resulten obligados a declarar, todos los contribuyentes que tengan derecho a recibir una devolución tienen que confirmar el borrador o presentar la declaración para obtener su devolución”, advierte la Agencia.

Obviamente, están obligados a declarar los contribuyentes que perciban cualquier otro tipo de rentas distintas de las anteriores o superen los importes máximos indicados.

Si está obligado a realizar la declaración, puede acceder a su borrador desde el 6 de abril, por vía telemática (a través del programa PADRE o la nueva herramienta Renta Web). Sin embargo, para hacerlo de manera presencial tendrá que esperar hasta el próximo 10 de mayo. El plazo acaba el 30 de junio.IRPF 2016