Los españoles de origen, residentes en los países donde la precariedad del sistema de protección social justifica la existencia de la prestación por razón de necesidad, podrán ser beneficiarios de la pensión asistencial por ancianidad cuando retornen a España.

El derecho a la pensión asistencial de ancianidad para los retornados se reconocerá siempre que se acrediten los requisitos exigidos para tener derecho a una pensión de jubilación en su modalidad no contributiva, salvo el referido a los periodos de residencia en territorio español.

La cuantía es la que se fija en la Ley de los Presupuestos Generales del Estado para la pensión de jubilación en su modalidad no contributiva del sistema de Seguridad Social, en cómputo anual y referida a 12 mensualidades.

ACLARATORIA SOBRE LA INFORMACIÓN QUE ESTÁ CIRCULANDO POR LAS REDES EN RELACIÓN A LA “PENSIÓN ASISTENCIAL POR ANCIANIDAD PARA ESPAÑOLES RETORNADOS”.:

Según información obtenida por ASOPEVE ASTURIAS del Ministerio de Empleo y Seguridad Social -Sección de Emigración – de ámbito nacional, “la pensión asistencial por ancianidad para españoles retornados” a efectos de otorgarse toma en cuenta los ingresos de la unidad convivencial, las “pensiones reconocidas” aunque no se estén abonando, los rendimientos del capital mobiliario e inmobiliario, las ganancias patrimoniales,entre otros requisitos.
Su cuantía se equipara al de la pensión NO CONTRIBUTIVA, su pago se efectúa trimestralmente y no depende de las CC.AA.

Real Decreto 8/2008, de 11 de enero, por el que se regula la prestación por razón de necesidad a favor de los españoles residentes en el exterior y retornados.

Anuncios