Proclama 4 de Febrero

VENEZUELA INCUMPLE DESDE HACE MAS DE UN AÑO CON EL PAGO DE NUESTRAS PENSIONES
LA PENSION DE VEJEZ ES UN DERECHO CONSTITUCIONAL
EL DERECHO A LA VIDA Y A UNA VEJEZ DIGNA SON DERECHOS HUMANOS
BASTA DE INJUSTICIA Y ABANDONO!!
EXIGIMOS EL PAGO NUESTRAS PENSIONES YA!!

El 4 de febrero, tendrá lugar en Madrid, Galicia, Canarias, Cataluña, Valencia, Vigo, Andalucía, Asturias, Bilbao, una concentración de pensionistas y jubilados de Venezuela, para denunciar el abandono en que nos encontramos desde hace más de un año, al no recibir ni a través de CENCOEX ni del Banco Santander, la transferencia de nuestras pensiones de vejez, sobrevivientes y discapacidad.

Hacemos un llamado a todos los pensionistas, familiares, amigos, a participar activamente en esta y en otras actividades que vienen llevando a cabo las asociaciones constituidas para salvaguardar nuestros derechos. No nos podemos permitir seguir en casa de brazos cruzados, mientras son pisoteados nuestros derechos y se nos arroja a la más cruel situación de abandono y precariedad. Vamos a hacer ruido, levantemos la voz. Que nuestro clamor llegue a Venezuela.

Denunciamos que dicho incumplimiento nos ha sumido en una crisis humanitaria sin precedentes, que debido a nuestra avanzada edad y lo precario de nuestra salud, nos está obligando a requerir la caridad de amigos, familiares e instituciones para subsistir, mientras el gobierno venezolano mantiene un siniestro silencio sobre el particular, olvidando que las pensiones no solo son un derecho constitucional sino derechos humanos protegidos por el ordenamiento jurídico tanto nacional como internacional.

Denunciamos que el impago por parte de Venezuela viola vigentes Convenios Bilaterales de Seguridad Social, suscritos con diferentes países, en los cuales se ha comprometido al oportuno pago de las pensiones y a que las mismas no estarían sujetas a reducción, modificación, suspensión o retención, por el solo hecho de que el beneficiario residiera en el territorio de la otra parte contratante, o en un tercer país.

Los pensionistas de Venezuela residentes en España y en otros países, con el fin de proteger nuestros derechos, nos organizamos en Asociaciones; y ahora en Federación, venimos realizando una serie de actividades para dar a conocer nuestra precaria situación a los organismos que pudieran ayudar a subsanarla. Entre las que se destacan:

– Hemos solicitado al Congreso de los Diputados de España y a diversos partidos políticos que hacen vida en él, la declaratoria de “emergencia humanitaria”.
– Hemos requerido al INSS, organismo de la seguridad social española competente para conocer todo lo relacionado con el Convenio Bilateral de Seguridad Social suscrito entre Venezuela y España, su intermediación para exigir el cumplimiento del mismo.
– Hemos solicitado la intermediación del Defensor del Pueblo, del Ministerio de Relaciones Exteriores, del Ministerio de Empleo y Seguridad Social españoles para que exijan el fiel cumplimiento al principio de reciprocidad contenido en dicho convenio y con ello la reactivación del pago de las pensiones indebidamente suspendido.
– Hemos solicitado a ayuntamientos, cruz roja, cáritas, bienestar social, INSS, SOC la apertura de expedientes individuales para otorgar ayudas temporales y extraordinarias a los pensionados de Venezuela cuya grave situación lo amerite.
– Hemos dirigido numerosas comunicaciones individuales al IVSS, exponiendo el impago y exigiendo el ingreso de las pensiones en las cuentas del banco Santander asignadas.
– Hemos informado de nuestra situación a instancias internacionales (ONU, OEA, UNASUR, OIT, PARLAMENTO LATINO, PARLAMENTO EUROPEO, etc.) y solicitado su mediación.
– Hemos logrado espacios con nuestra situación en periódicos, radio, tv, facebook y otros medios de comunicación, de Venezuela, España y otros países.
– Hemos organizado concentraciones periódicamente frente a consulados, ayuntamientos y ministerios.
– Estamos participando en el censo del IVSS realizado por los consulados de Venezuela, con el fin de dar a conocer las organizaciones que hemos constituido y aglutinar el mayor número posible de jubilados, por aquello de que “en la unión esta la fuerza”

El cansancio no está permitido. Tenemos que continuar manifestando nuestro malestar y exigiendo el pago de nuestras pensiones. Unidos seremos fuertes. Estamos llamados a unir esfuerzos en el logro de nuestros objetivos, que no son otros que la salvaguarda de nuestros derechos a una pensión digna y oportuna. Solo el trabajo de los integrantes de las Juntas Directivas de las Asociaciones no es suficiente. Tu apoyo es indispensable.

TE ESPERAMOS. PARTICIPA. TRAE TU PANCARTA, SILBATOS, FAMILIARES Y AMIGOS.