Pensiones mínimas que se pueden cobrar en España durante 2020

La pensión mínima de jubilación para las personas de 65 o más años con cónyuge a su cargo aumenta en 7,5 euros al mes hasta los 843,4 euros mensuales (11.807,6 anuales) después de que el Gobierno haya aprobado la revalorización del 0,9 % de todas las pensiones para 2020.

Según el decreto ley de revalorización de las pensiones que publica este miércoles el Boletín Oficial del Estado (BOE), la pensión máxima asciende a 2.683,34 euros al mes (37.566,76 euros anuales en 14 pagas), lo que conlleva un aumento de la paga mensual de 23,93 euros.

El decreto garantiza el mantenimiento del poder adquisitivo de las pensiones en el caso de que la inflación en 2020 sea superior al incremento previsto del 0,9 %.
Así serían las pensiones de jubilación según la ‘receta’ del nuevo ministro de Seguridad Social

Así, contempla que, en caso de una mayor inflación, los pensionistas percibirán antes del 1 de abril de 2021 y en un único pago la diferencia entre la pensión percibida en 2020 y la media de los incrementos interanuales del IPC entre diciembre de 2019 y noviembre de 2020.

Aunque este decreto aplica una subida del 0,9 % a las pensiones y otras prestaciones abonadas por el sistema de Seguridad Social, así como a las clases pasivas del Estado, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, se ha comprometido a elevar más las mínimas y no contributivas y a ampliar las de viudedad.

El decreto justifica esta revalorización en la pérdida de poder adquisitivo que experimentarían los pensionistas si se retrasa la subida de las pensiones hasta la aprobación de los presupuestos generales del Estado para este año.

Todo ello, teniendo en cuenta la actual situación de prórroga presupuestaria y la suspensión de la aplicación del índice de revalorización, según el cual las pensiones sólo suben el 0,25 % mientras la Seguridad Social continúe en déficit.

Las pensiones en 2020, en 14 pagas.

Según el decreto, la pensión mínima de jubilación es inferior para los beneficiarios menores de 65 años y tienen cónyuge a cargo (11.069,8 euros al año), mientras que si tiene 65 o más años y carece de cónyuge recibe una pensión mínima de 9.569 euros y, si no ha cumplido esa edad, cobra 8.953 euros.

Para los mayores de 65 con cónyuge que no esté a su cargo la cuantía es de 9.081,8 euros anuales y de 8.132,6 euros para los menores de esa edad.

En los supuestos de gran invalidez, para mayores de 65 la prestación mínima será de 17.711,4 euros anuales para los pensionistas con cónyuge y de 13.623,4 euros para los que no lo tengan a su cargo.

Para los que no tienen cónyuge y se consideran como unidad económica unipersonal esa pensión ascenderá a 14.354,2 euros.

En lo que se refiere a viudedad, quienes tengan cargas familiares cobran 11.069,8 euros al año; los de 65 años o con discapacidad en grado igual o superior al 65 %, 9.569 euros; entre 60 y 64 años, 8.953 euros; y con menos de 60 años 7.249,2 euros.

En las pensiones de orfandad, la ayuda por beneficiario se fija en 2.924,6 euros al año, cantidad que se eleva en 7.249,2 euros para la orfandad absoluta, que se repartirá, en su caso, entre los perceptores de una misma pensión.

Por beneficiario, con una discapacidad de al menos el 65 % y menor de 18 años, se fija una pensión de 5.754 euros anuales.

Las prestaciones en favor de familiares aumentan a 2.924,6 euros anuales por beneficiario, a 7.067,2 euros si sólo hay un receptor mayor de 65 años y a 6.661,2 euros si es menor de esa edad.

En el caso de que haya varios beneficiarios, el mínimo asignado a cada uno de ellos se incrementará en el importe que resulte de prorratear 4.324,6 euros al año entre todos.

Respecto a las no contributivas, la cuantía de las pensiones de jubilación e invalidez se incrementa hasta 5.538,4 euros anuales.

La cuantía de las pensiones del extinguido Seguro Obligatorio de Vejez e Invalidez (SOVI) también ha experimentado la misma actualización, hasta los 6.127,8 euros anuales si no concurre con otras prestaciones.

Se mantiene el complemento de pensión de 525 euros anuales para el pensionista que deba alquilar una vivienda.
-lasprovincias.es

Miranda traslada el apoyo de la Xunta al seguro de salud para emigrantes en Venezuela proyectado por la Federación de Centros Españoles

El secretario da Emigración de la Xunta de Galicia, Antonio Rodríguez Miranda, se encuentra de visita en Venezuela, país al que arribó el jueves 12 de diciembre, y en el que está realizando diversas actividades en apoyo al colectivo gallego, hasta el domingo 15 de este mes, cuando culmina la gira.

A su llegada al país, iniciaron las acciones con una reunión con la Federación de Centros Españoles de Venezuela (Feceve), que preside Roberto González Pérez, en la que esta organización presentó a la Secretaría da Emigración la propuesta de la póliza de seguro de salud dirigida a residentes españoles en Venezuela y sus descendientes hasta el cuarto grado de consanguinidad, especialmente aquellos que no son amparados por la Fundación España Salud.

Leer artículo compelto en: españaexterior

El Principado destina 60.000 euros a un programa de asistencia sanitaria para mayores en Venezuela

El Gobierno de Asturias, a través de la Consejería de Presidencia, firmará próximamente un convenio con la Fundación España Salud para impulsar un programa de asistencia sanitaria destinado a mayores de la colectividad asturiana en Venezuela. El Principado aportará a esta entidad 60.000 euros con el fin de ofrecer atención médica, quirúrgica y prestación farmacéutica a personas de 65 o más años que se encuentren en situación de necesidad, carezcan de seguro médico y no perciban prestación económica.

La subvención servirá para prestar asistencia primaria, a través de las consultas de medicina interna de la fundación, atención especializada ambulatoria, asumir los gastos de hospitalización y cirugía, y facilitar ayuda médica domiciliaria cuando la situación del paciente lo requiera. También se reembolsarán servicios médicos ya contratados y se cubrirán gastos relacionados con las defunciones de las personas beneficiarias (velatorio, inhumación o cremación).

La Fundación España Salud es una entidad con personalidad jurídica propia, sin fines de lucro y con domicilio fiscal en Venezuela, cuyo objetivo principal es ofrecer una atención completa de salud a las personas emigrantes españolas.

Esta iniciativa forma parte de los programas desarrollados por el Principado en favor de la población asturiana en Venezuela y de sus descendientes, a los que se ha destinado más de un millón desde 2012 para garantizar la asistencia sanitaria, así como para ayudas individuales y apoyo económico a las personas retornadas a Asturias.

El Ejecutivo trata de paliar así la grave situación que padecen las 5.224 personas que, según los últimos datos oficiales, integran la colectividad asturiana en el país. La crisis afecta en mayor medida a familias con menores de edad y a los cerca de 2.000 mayores de 65 años que proceden del Principado.
-laregioninternacional.com