Trámites a realizar en el Consulado antes de retornar

Cuando una persona, o una familia, decide emigrar de su país, está motivado por diversas circunstancias, generalmente adversas, que impulsan el abandono de todo lo conocido, la separación de los seres queridos, incluso la pérdida de identidad.

El emigrante, al momento de iniciar su travesía, tiene como propósito residenciarse en otro país que considera puede darle mayores oportunidades para mejorar su vida y progresar social y económicamente, y luego regresar o “retornar”, a su país de origen.

Sin embargo, una vez que se logra la adaptación, el arraigo, y se empieza a tomar aprecio al país de acogida, se forma una familia en ese lugar y van pasando los años, esa meta de regresar se suele poner en el congelador. Porque, además, invariablemente el lugar que se dejó atrás cambia, no es más que aquello que se recuerda y esto incide también en la decisión de no volver.

Los españoles que emigraron entre los años 40 hasta finales de los 60 del siglo XX y que fueron a dar a Venezuela, también pensaban en el retorno, pero la bondad del país receptor tanto en oportunidades de trabajo y progreso, como en la propia acogida que se le daba a quienes llegaban a esa tierra, hizo que la mayoría decidiera quedarse permanentemente.

Nadie contaba con la profunda crisis que azota a Venezuela estos últimos años y que está provocando una migración masiva que ya la ONU cifra en más de 4 millones de personas, entre las cuales, por supuesto, están aquellos que obligados por las circunstancias retornan a sus países de origen, luego de pasar años en Venezuela.

Españoles que retornan En el Consulado de España en Venezuela, como siempre, hay una intensa actividad que refleja el crecimiento de las solicitudes de trámites que el colectivo español demanda llevar a cabo en esta sede. Por ejemplo, según cifras del Ministerio del Trabajo, Migraciones y Seguridad Social, en el primer trimestre del año 2018, la principal población de nacionalidad española que llegó a España, procedía de Venezuela, unas 8.225 personas.

Esta misma fuente también reseña que desde el año 2014 la cifra de bajas consulares de españoles residentes en Venezuela ha tenido un crecimiento sostenido, al menos hasta 2017.

En 2014, fueron 5.326 bajas procesadas; en 2015, fueron 7.991; en 2016, se contabilizaron 12.282 y en 2017, 16.402.

Celsa Nuño es la cónsul general de España en Venezuela. Ya próxima a culminar su periodo degestión en ese país, ha sido testigo presencial de cómo ha venido desarrollándose la situación en estos años.

“La tendencia migratoria que ha caracterizado a la población venezolana en los últimos años también se aprecia en la colectividad española. En 2017 y 2018 hubo un incremento brusco en el número de bajas en el Registro de Matrícula Consular con unas 40.000 solicitudes en total, la mayoría por traslado a España aunque también hay personas que se trasladan a otras circunscripciones consulares, generalmente países del entorno. En lo que va de 2019 llevamos 5.259 bajas por lo que es posible que el ritmo se esté desacelerando”, señala Nuño.

La mayor parte son ciudadanos con doble nacionalidad española y venezolana. “Muchos de los que se trasladan a España lo hacen por primera vez, por lo que el término de ‘retorno’ hay que entenderlo en sentido amplio”, explica. “Los mayores, que son quienes nacieron en España hace 60 años o más, no necesariamente son los que más retornan. Han hecho su vida en Venezuela y les cuesta dejar su casa y sus amistades. Muchos se sienten ya tan venezolanos como españoles”, añade.

Por otro lado, aclara que “la presencia española en Venezuela no disminuye en la misma proporción de las personas que se van, ya que también hay nuevos inscritos”. Así por ejemplo, afirma que “entre 2017 y 2018 tuvimos algo más de 18.000 altas, la mayor parte como consecuencia de nacimientos que se inscriben en el Registro Civil Consular”.

Para atender el aumento de la demanda de trámites que ha habido en estos años los servicios consulares han sido progresivamente reforzados, señala la cónsul. “El Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación, y la Administración española en general, es muy sensible a la situación de la colectividad en Venezuela. Gracias a esos refuerzos y al trabajo del eficaz equipo que tengo la fortuna de dirigir somos probablemente el consulado en Venezuela que con más rapidez entrega un pasaporte en torno a 3 semanas aunque tramitamos más de 20.000 por año, y hemos conseguido que los plazos de inscripción en el Registro Civil consular se hayan reducido drásticamente”, indica.

Gestiones a realizar
La cónsul Celsa Nuño explica algunos de los trámites que hay que realizar en el Consulado antes del retorno.
1.- Una vez está fijada la fecha de viaje es aconsejable solicitar la baja en el Registro de Matrícula Consular. No es necesario hacerlo con mucha antelación ya que se entrega en el momento y no es necesaria cita previa.
2.- Solicitar una partida literal de nacimiento para el DNI si se va a residir en España. Es importante tener presente que la literal tiene una validez de 6 meses por lo que pedimos al solicitante que presente el billete de avión con el fin de verificar que tiene previsto viajar. El DNI solo es obligatorio para el español residente en España”.
3.- Además, “si el español se casó en Venezuela y no inscribió el matrimonio es importante que inste la inscripción, tanto si se casó con español como con extranjero. La inscripción es imprescindible para que el cónyuge extranjero pueda solicitar la reagrupación familiar en régimen comunitario. Toda la información para estos trámites se encuentra en nuestra web.
4.- También puede ser conveniente, en la medida en que sea posible, homologar el título académico de que se disponga. La información sobre el proceso se obtiene en la web del Ministerio de Educación y Formación Profesional, y la documentación puede ser remitida a través del Consulado. “Son procesos que toman tiempo y conviene iniciarlos con la mayor anticipación posible”, aclara la representante diplomática.

En cuanto a los consejos que daría a quien quiera retornar, Celsa Nuño afirma que “emigrar es una decisión difícil y tiene un impacto emocional tanto en los que se van como en los que se quedan. Mi consejo es que preparen con tiempo el proceso y que se informen bien antes de emprender la marcha”.

Insiste en que “si al español le acompañan familiares venezolanos conviene determinar si estos familiares están en condiciones de acogerse a una reagrupación familiar en régimen comunitario, y en ese caso qué documentación les van a solicitar en la Oficina de Extranjería una vez en España”.

Recuerda que los ciudadanos venezolanos pueden entrar en España sin visado pero no puede permanecer más de 90 días. “Es mejor llevar la documentación consigo y no arriesgarse a quedar en situación irregular.
@retornados

El director general de Migraciones anuncia que el Plan de Retorno se empezará a aplicar el próximo mes de septiembre

José Alarcón

El director general de Migraciones del Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social, José Alarcón, anunció el pasado 21 de mayo que las medidas recogidas en el Plan de Retorno a España se comenzarán a aplicar el próximo mes de septiembre.

Alarcón destacó destacó la implicación de todo el equipo de Migraciones en un asunto que era una necesidad. Aseguró que han detectado una tendencia creciente en el retorno en los últimos dos años, un hecho que impulsa a llevar a cabo el plan. “Queremos que vuelvan, es un capital humano que queremos recuperar”, señaló el director general en referencia a los españoles en el exterior, en especial a quienes dejaron el país en los últimos años.

El responsable de Migraciones hizo estas declaraciones en un encuentro digital organizado por CEXT y en el que también participaron la directora de Gabinete del secretario general de Inmigración y Emigración, Pilar González, y la subdirectora general de Emigración, Yolanda Echevarría.

Alarcón se refirió también a dos de los temas que más preocupan a la ciudadanía española en el exterior: el acceso a la nacionalidad y el derecho al voto.

Sobre el acceso a la nacionalidad, Alarcón señaló que quieren solucionar los agravios todavía existentes. En concreto la discriminación sufrida por los descendientes de mujeres casadas con extranjeros que por ser mujeres perdieron la nacionalidad, y por el hecho de que hasta el año 1978 las mujeres no transmitían la nacionalidad; los casos de familias en las que los menores de edad pudieron adquirir la nacionalidad a través de la Ley de Memoria Histórica y los mayores de edad no; y también señaló que hay que solucionar la dificultad que hay para que muchos españoles mantengan la nacionalidad por exigírseles que realicen una declaración expresa ante las autoridades españolas.

Pero además de dar una solución a estos agravios, Alarcón afirmó que están abiertos a tratar todas las propuestas y posibilidades pero que su prioridad es la transmisión de la nacionalidad sin saltos generacionales, de padres a hijos, para poder mantener así los vínculos con nuestro país.

En cuanto al voto rogado, el director recordaba que desde el Gobierno se hizo una proposición de ley hace unos meses, pero no recibió el suficiente apoyo parlamentario. Aún así, aseguró que un objetivo claro de la próxima legislatura es la eliminación del voto rogado.

Alarcón también habló sobre la situación de la colectividad española en Venezuela y se refiero a algunas de las nuevas medidas tomadas por el Gobierno para mejorar la atención a los españoles en el país como la subvención de 2,95 millones de euros a la Fundación España Salud para la mejora de las coberturas asistenciales.

Animó a registrarse en los consulados

En otro momento del encuentro virtual, el director general de Migraciones animó a todos los españoles en el extranjero a que se registren en los consulados. Alarcón afirmó “que no teman nada, que se registren en los consulados” porque al no hacerlo no pueden ser partícipes ni beneficiarse de las acciones que la Administración realiza a favor del colectivo. Además, explicó que las personas que se van al extranjero de manera temporal, en cuanto regresan a España recuperan el acceso a todos los servicios públicos, y si se establecen permanentemente en otro país pues, lógicamente, se integrarán en los servicios públicos de ese país, sin perder la posibilidad de beneficiarse de los programas dirigidos a los españoles en el exterior.

El director general dijo que se ha encontrado con muchos españoles que no han querido registrarse en los consulados por miedo a perder derechos. “Que no teman nada”, afirmó Alarcón quien les animó a inscribirse y reconoció que sobre este asunto ha habido mala información o mala comprensión.

-españaexterior.com

El secretario de Inmigración analiza en Caracas la ayudas a los españoles residentes

Torres transmitió a los funcionarios venezolanos la preocupación del Gobierno de España por el impago de las pensiones a los españoles que trabajaron durante años en Venezuela y no han recibido pago alguno tras retornar a su país de origen.

El secretario general de Inmigración de España, Agustín Torres, se encuentra en Venezuela para estudiar las necesidades de los españoles residentes en el país caribeño y analizar la ayuda que recibirán a través de un plan con una cobertura de 3 millones de euros.

Torres dijo a Efe que, con su visita de 48 horas, el Gobierno desea “transmitir” su preocupación por los españoles que viven en Venezuela, una población que se estima es de unas 170.000 personas, “con medidas concretas”.

Por ello, indicó, se adoptará “un nuevo plan para ampliar la cobertura que presta la Fundación España Salud a muchos más españoles con servicios más demandados”, lo que supone “un incremento del gasto en 3 millones de euros”.

Señaló que espera que en los próximos meses se puedan empezar a dar estas ayudas y “atender determinados programas que tienen que ver con mujeres embarazadas, niños pequeños, con algunas atenciones sobre todo relacionadas con asistencia sanitaria”, incluidas intervenciones quirúrgicas.

El secretario, que llegó ayer a Caracas y se marchará este martes, ha mantenido conversaciones con asociaciones de comunidades españolas y también con representantes del Gobierno venezolano del Ministerio del Trabajo y del Seguro Social.

Torres transmitió a los funcionarios venezolanos la preocupación del Gobierno de España por el impago de las pensiones a los españoles que trabajaron durante años en Venezuela y no han recibido pago alguno tras retornar a su país de origen.

“Cualquier persona cuando se jubila espera que el país en el que ha trabajado le pague su derecho que es la pensión y eso desde hace dos años no se está produciendo y le hemos trasladado al Gobierno venezolano que esta es una situación que no puede permanecer así por más tiempo”, informó el secretario.

Añadió que los funcionarios venezolanos con los que conversó “se comprometieron a buscar una solución” y ambos gobiernos han acordado mantener reuniones técnicas para afinar los datos del número de pensionistas que no reciben sus pagos.

“Entendemos la situación económica del país, pero quiero recordar que lo primero es atender a los necesitados, lo primero es atender a los pensionistas que indudablemente, si tienen esos derechos, es porque también trabajaron en este país”, resaltó.

Se trataría de más de 3.000 personas con nacionalidad española que esperan su jubilación tras haber trabajado en Venezuela, puntualizó Torres.

Manifestó que “en algunos casos hay pensiones compartidas por parte de España y por parte de Venezuela, la parte española sí se paga, la parte venezolana no”.

“Hemos transmitido que nosotros esperamos ese derecho, esperamos decisiones de carácter inmediato y, si no, pues el Gobierno español tiene sus medios para también buscar soluciones”, agregó.

-eldiario.es